EL ARTE DE VINIFICAR

El Château de Gragnos se inscribe en la gran tradición francesa del «arte de vinificar». Una cultura y un saber hacer celosamente guardado y transmitido de generación en generación.

CADA VINO ES UNICO Y ES EL RESULTADO DE UN PACIENTE TRABAJO DE COMPOSICION POR PARTE DE NUESTROS ARTISTAS ARTESANOS, COMO SI DE UNA OBRA DE ARTE SE TRATASE

UNA CULTURA DE ARTISTA ARTESANO

El Château de Gragnos mantiene una tradición de viticultor independiente que se ha transmitido de generación en generación. Una filosofía sensible y humilde, que permanece ante todo al servicio del terruño. Un alma de artesano que ejecuta cada gesto con la precisión y la paciencia dignas de las grandes obras. La voluntad de Matthieu Dubernet, Jefe de Bodega, es la de realzar la naturaleza, expresar la personalidad de una cosecha. Más allá de la técnica, se trata de una filosofía humanista y, en definitiva, de un auténtico «arte de vinificar».

UNA EXPERIENCIA SIN IGUAL

Enólogo y Jefe de Bodega del Château de Gragnos, Matthieu Dubernet es el inspirador de sus vinos y el responsable de expresar fielmente su terruño. Oriundo de la región, apasionado de enología y Jefe de Bodega al igual que sus antepasados, es partidario de una vinificación en la que la técnica solo debe servir para promover la expresión natural de la viña y el terruño. Una nueva visión de la enología donde la experiencia está al servicio de la sublimación y no de la transformación. En colaboración con Lawrie Brook, asistente de Jefe de Bodega y bodeguero, Matthieu Dubernet imagina y ensambla los vinos del Château de Gragnos favoreciendo la expresión de su saber hacer ancestral, su terruño único y su estilo inimitable.